Lubricante Efecto Frío

Con el lubricante efecto frío notarás un agradable frescor mientras tienes sexo que aumentará la intensidad de tus orgasmos. Es hora de innovar y lo sabes, con estos lubricantes disfrutarás de los preliminares como nunca antes. ¿Y del sexo? ¡Te lo contamos abajo!

Qué hace un lubricante con efecto frio?

El funcionamiento es sencillo. Te lo aplicas en el pene, vagina o ano y sentirás frescor, como si estuvieses masticando un chicle de menta. De hecho la mayoría de estos lubricantes llevan mentol en su composición con el que consiguen este fantástico efecto frío.

Al entrar en contacto con la piel se produce una sensación de frescor junto con un ligero cosquilleo que puede darle un punto extra a tus relaciones.

Antes de que lo preguntes, no es como meter tu P**** en el congelador. Es una sensación agradable que te dará la capacidad de innovar en tus relaciones sexuales.

Además lo podrás usar para hacer un cunnilingus, un beso negro o una mamada. Si ya es placentero de por sí imagina con un estímulo extra…

¿Cómo se usa?

Igual que el resto de lubricantes su funcionamiento es simple: Aplicar y listo. Puede que tarde un poco en otorgarte esa sensación de frescor, depende de la cantidad y la persona, aunque puedes empezar a usarlo nada más aplicarlo.

Además, casi todos los lubricantes efecto frío están hechos a base de agua, así que son comestibles, compatibles con preservativos, con sexo anal y vaginal.

Debes tener en cuenta que como en todo, hay personas a las que no les resulta agradable este tipo de sensación. Por lo general a los hombres el efecto frío les gusta, sobre todo para el sexo oral.

También encontrarás algunos lubricantes de efecto frío que lo combinan con calor. Esto es algo bastante personal, puedes usar uno, el otro o los dos.

¿Puedo usar lubricante efecto frío para todas mis relaciones?

Sí, por poder puedes. Aunque hay en algunos casos en que no es lo más recomendable. Por ejemplo cuando se trata de sexo anal es más recomendable usar un lubricante anal específico.

El único caso en el que no te recomendamos usar un lubricante efecto frío es cuando hay sequedad vaginal. En este caso es aconsejable que uses un lubricante específico para no dañar la flora vaginal más.

En nuestra tienda encontrarás cientos de lubricantes, no importa si es anal, vaginal, relajante… Date una vuelta por nuestra web y encuentra lo que buscas.

Carrito de compra