cómo hacer una buena mamada

Felación, chuparla, sexo oral para el…

Seamos claros, a la mayoría de los hombres les encantan las mamadas y más aún cuando sus parejas disfrutan también dando. Entonces… ¿Cómo chuparla bien? ¿A todos los hombres les gusta lo mismo o hay preferencias? ¿Cuáles son las claves para hacer una buena mamada? ¡Tenemos todas las respuestas para ti!

Cómo hacer una buena mamada

Cómo chupar un pene:

Hacer una mamada básicamente significa dar placer oral en el pene con la boca y la lengua. Muchos hombres adoran la felación no solo porque es una práctica muy placentera, también por la lujuria extrema que sienten al ver a su pareja.

Para hacer una buena mamada es necesario un uso hábil de la lengua y los labios para conducir a tu pareja al orgasmo. Pero… Antes de pensar en ella, ¿Qué debes tener en cuenta?

¡El pene siembre debe estar limpio! Y una ducha la noche anterior no lo consideramos una limpieza adecuada. Desde entonces puede haber acumulado bastante esmegma y convertir la felación en una experiencia incómoda. Un plato limpio invita a comer y un pene también.

Hacer una buena mamada no es tan difícil

Por lo general te habrás dado cuenta de las cosas que no le gusta a ningún hombre. Como tips básicos te diría que no vayas al turrón directamente, que el frenillo existe por algo y que los dientes cuanto más lejos mejor.

Imagina que… estás comiendo un polo. Salvo que te guste la sensación de congelarte los incisivos procurarás tenerlos lo más alejados posibles.

Ahora que ya sabes las reglas básicas vamos allá.

como chuparla bien

#1: Aumenta su deseo

Cuando ya estás abajo el ya sabe lo que hay, pero… ¿piensas dárselo tan rápido? No deberías. Este es un buen momento para que tu pareja multiplique x1.000 sus ganas de que se la chupes. Puedes jugar con el, recorrer otras partes con tu lengua y hacer que se muera por que chupes su pene.

#2: ¡El poder de la mirada!

La mirada es uno de los potenciadores eróticos que menos usamos. Una mirada puede expresar muchas cosas. Deja que vea tu lujuria, tus ganas de hacerle disfrutar y de guiarle a una explosión de placer.

Aunque debes saber que no solo aumentará su excitación, también la tuya. Para ti no habrá mejor afrodisiaco que ver como a tu pareja se le ilumina la mirada y sus párpados le pesan por tu dosis de placer.

#3: Varía el ritmo durante la felación

¿Has probado a escuchar a alguien monótono hablar? Aburre y su tono de voz te duerme, ¿sí? Lo mismo pasa al chupar un pene. Recibir siempre el mismo tipo de estimulación no te lleva al orgasmo, por eso cambiar el ritmo, la profundidad del pene en tu boca y la zona es vital.

Puedes lamerle el pene, hacer círculos en el glande con tu lengua o introducirlo por completo en tu boca.

IMPORTANTE: Cuando notes que llega al orgasmo por tu buena mamada no cambies lo que estás haciendo. Este es el único momento en el que no deberías variar el ritmo.

#4: El vacío es clave para una buena mamada

Si quieres introducir algo nuevo en tus mamadas procura que sea succionar su pene. Además de ser muy estimulante el vacío hará que su pene se ponga aún más duro y sensible a tus movimientos. Es entonces cuando debes aprovechar para usar tu lengua mientras succionas para estimular su glande.

#5: El frenillo es el gran olvidado

El frenillo, aunque su función principal es mantener unido el prepucio con el glande tiene un gran potencial erótico. Hay expertos que lo llaman el pequeño clítoris masculino. Según ellos muchos hombres pueden llegar al orgasmo simplemente estimulando el frenillo.

Así que presta atención a esta pequeña zona y no olvides mientras chupas su pene. Puedes lamerlo, chuparlo o pasar tus labios. Pronto notarás si es sensible a él.

#6: ¡arriba las manos!

Chupar el pene no significa que tus manos estén prohibidas. De hecho tus manos son la extensión de tu boca. Si agarras el pene mientras chupas su glande se siente como si toda ella estuviese dentro de tu boca.

Además con ellas puedes estimular más zonas sensibles mientras continuas con tu mamada. Por ejemplo podrás masajear sus testículos, su perineo o incluso estimular su próstata. Esto es lo que diferencia una normal de una buena mamada.

#7: Dentro o fuera

Llegados a este punto te diría que cada uno tiene su fetiche. Algunos prefieren correrse dentro, otros fuera en otras zonas. Lo que sí te puedo decir es que siempre van a querer lo que no estén acostumbrados así que variar es una muy buena opción.

Eso si, si tu tienes claro que una de estas dos no te gusta no la hagas. Esto va de disfrutar así que no hagas nada que no quieras hacer.

#8: Tragar o escupir

Igual que en el punto anterior, esto va al gusto de la persona. Hay quien adora esta tragar y quien lo odia así que si te da igual deja que tu pareja decida. Si por el contrario a ti no te gusta una de las dos elige tu.

como hacer una buena felación

Algunas otras cosas a considerar en una buena mamada

Aunque lo que te vamos a contar ahora no es necesario para una felación, sí es algo que muchas personas valoran o les gustaría experimentar.

Sin duda con todo lo anterior va a quedar más que satisfecho pero si queréis mas, podéis hacer más.

# El juego de las temperaturas

La temperatura puede hacer que la sensación sea “distinta”. No necesariamente tiene por qué ser mejor pero desde luego que sorprenderá. Puedes enfriar tu boca con un cubito de hielo y verás su cara. También podéis usar geles de frio o calor para este fin (Aunque a la persona que lo da puede que no le agrade el sabor)

Si queréis probar algo más picante os recomendamos el gloss efecto frio calor.

# La garganta profunda

Muchas personas veneran esta práctica, mitificada por el mundo del porno. Antes de nada te diré que muchas personas no necesitan que hagas esto para obtener placer ni para que la mamada sea perfecta ya que la zona de más sensibilidad se encuentra en el glande.

Así que si no te gusta o interesa óbviala directamente.

La garganta profunda consiste en llevar la mamada a mayor profundidad, vaya, hasta que el pene toque tu garganta. Es posible que esto te produzca arcadas así que si quieres practicar te recomendamos ir poco a poco con un cepillo de dientes.

# humming

Seguramente alguna vez hayas escuchado ese sonido aunque no lo identificas. Famoso en el mundo del porno es similar a cuando hacemos gárgaras. Este sonido produce una vibración que estimula el glande.

# Irrumación

Esta práctica es cuando él penetra tu boca sin que tu muevas la cabeza. Esta práctica es bastante complicada ya que al ser él quien lleva el control posiblemente acabe tocando tu campanilla y provocando arcadas.

# El beso negro o anilingus

A diferencia de los anteriores, esta si es una práctica para todos los públicos (más o menos). Consiste en estimular con tu lengua el ano (por fuera). Esto puedes introducirlo durante el juego previo.

Si quieres saber más te recomendamos leer nuestro post sobre el beso negro

Ahora ya sabes como hacer una buena mamada sin ningún tabú. Recuerda que no tienes por qué hacer todo lo que hay aquí, hay cosas que te gustarán más y otras que menos así que elige y ponlas en práctica. Desde luego que si no las has probado te recomendamos experimentar para saber si te gusta o no.

Carrito de compra