ENTRENAMIENTO ANAL

Thinking Anal? Vamos a aprender como iniciarse en el Sexo Anal de manera segura

El entrenamiento anal suena como un nuevo deporte de moda que de alguna manera tiene mucho que ver con el sexo. Aunque no quemarás calorías con el, si hará que puedas disfrutar de manera óptima el sexo anal, el fisting o cualquier otra práctica. ¡Todo lo que necesitas saber para iniciarte en el sexo anal te lo contamos aquí!

Entrenamiento anal

Pero… ¿Qué hay detrás del entrenamiento anal?

El sexo anal es simple, ¿no? Simplemente meter el pene en el ano y hacer el mismo movimiento clásico que en el sexo vaginal. Ahora… Lo que suena fácil no siempre lo es, sobre todo para principiantes donde el dolor puede ser el primer resultado. Esto puede ocurrir por la tensión y el nerviosismo, aunque también porque simplemente no estás acostumbrado a que penetren el ano, ya sea con un juguete o el pene.

Pero… ¿realmente es correcto usar el término de entrenamiento anal? ¿Acaso lo vamos a entrenar como si fuésemos a un gimnasio? La verdad es que el término es correcto, sin embargo no necesitarás ir a ningún sitio para entrenar. Básicamente el entrenamiento consiste en preparar suavemente el esfínter y el canal anal para lo que está por venir: El sexo. No importa el tipo de sexo al que te refieras, ya sea con juguetes o con tu pareja te vendrá bien este tipo de ejercicios.

Iniciarse en el sexo anal sin dolor no es tan difícil como piensas. Una de los principales motivos de dolor es el miedo y la “vergüenza” a que aquello salga como un mikado de chocolate. No te preocupes, este entrenamiento va justo de eso, cómo prevenir esa situación y cómo preparar tu ano para una mejor dilatación.

como iniciar sexo anal sin dolor

Consejos para iniciarse en el sexo anal sin dolor:

#1: LUBRICANTE, LUBRICANTE Y MÁS LUBRICANTE

Hagas lo que hagas, si es en el ano, NO sin lubricante. A diferencia de la vagina el ano no se lubrica solo, ni cuando estás excitado. Y créeme, la saliva aquí no es la mejor opción. Introducir cualquier cosa por el ano sin lubricación puede provocar irritación o desgarros en la mucosa, lo que se traduce en dolor. Todo esto se soluciona con algo tan simple como un lubricante. Y si es lubricante anal para tu entrenamiento, mejor.

#2: USA LA DUCHA ANAL ANTES DE EMPEZAR

Si quieres que la experiencia no sea traumática la mejor opción es llevar una buena higiene (por dentro y por fuera). Para ello te recomendamos una ducha anal (eso azul de la foto de arriba). Este es un pequeño recipiente se llena de agua, después introduces el tubo en el recto y aprietas la pera. De esta manera todos los residuos que queden dentro saldrán fácilmente.

Recuerda hacer esto si no quieres un churro lleno de chocolate.

#3: UN PLUG ANAL ES TU GRAN ALIADO

Los plugs anales pueden ser de muchas formas, tamaños y estilos. Estos han demostrado su valía para dilatar suavemente el ano y prepararlo para el sexo posterior. Escoge un tamaño acorde a tu nivel, úntalo en lubricante y deslízalo suavemente hasta que haga tope. Ve subiendo de tamaño a medida que avanzas en tu entrenamiento anal.

Estos también son muy adecuados durante la masturbación anal o incluso durante el sexo (Si eres hombre para la próstata sobre todo)

#4: ¿UN DEDO? ¿DOS? WHY NOT!

Sin duda, si es la primera vez con tu pareja, la mejor forma de empezar es cogiendo confianza, relajándose y yendo poco a poco. Por eso los dedos de tu pareja te ayudarán a relajarte y ver si te gusta la estimulación en esta zona. Ojo, es normal que al inicio notes una sensación extraña, es una zona que nunca ha sido estimulada.

Cuando domines este estiramiento del esfínter lograrás que se acostumbre y no reaccione de manera automática con un cierre de compuertas.

#5: AUMENTO DEL DIÁMETRO

Como sabrás cualquier pene o juguete es más grande que un dedo o dos. Así que la base de este entrenamiento anal es conseguir aumentar poco a poco este diámetro. Para ello puedes ir utilizando diferentes tamaños de plug gradualmente. El estiramiento progresivo hará que tu esfínter no tenga que abrirse de repente y responder con un calambre o dolor.

El aumento del diámetro durante el entrenamiento no quiere decir que no vuelva a cerrar y tengas que atarte los macarrones con cuerda. Solo que estás acostumbrado a una dilatación mayor. Cuando no estés practicando sexo el ano vuelve a su estado natural.

“DISCLAIMER”

Lo que se debe hacer y lo que no durante el entrenamiento anal

😎 SIEMPRE usa lubricante. Si es anal mejor porque es más denso.

😎 Si no es tu pareja habitual usa protección. Aunque no hay riesgo de embarazo las ETS siguen contagiándose.

😎 Relax, take it easy.

😡 Usar juguetes que son demasiado grandes.

😡 Usar objetos no diseñados para el ano. Deben tener un tope para evitar riesgo de que acaben perdidos por tu intestino.

Involucrar la puerta trasera en el sexo abarca más prácticas que solamente el sexo anal. Por ejemplo, el beso negro es una de las prácticas sexuales más populares entre parejas. Aquí, al rededor de la región del ano hay miles de terminaciones nerviosas que merecen ser estimuladas. Así que no importa lo que quieras probar, ¡Un poco de entrenamiento anal nunca está de más!

Carrito de compra