Fetichismo de pies y cómo satisfacer a un fetichista

Hoy os queremos hablar del fetichismo de pies. Y sí, ha llegado el momento. Los fetiches son algo muy extendido, todos tenemos el nuestro pero tranquilx, no son algo malo. ¿Quieres saber qué es el fetichismo de pies? Quédate.

Fetichismo de pies

El fetichismo de pies se define como el interés sexual por los pies, o sea, que cuando vemos o tocamos pies sentimos excitación sexual. Tranquilo, este tipo de interés sexual no es ningún trastorno. Solo puede considerarse trastorno si se convierte en el único modo de excitación o afecta negativamente a nuestro día a día.

¿Por qué tanta gente es fetichista de pies?

Es posible que te preguntes por qué tanta ve excitación en los pies. La respuesta es sencilla: Los pies tienen más de 7000 terminaciones nerviosas directamente conectadas con todos los órganos del cuerpo, según apunta la reflexología podal. Vamos, que podemos excitar cualquier parte del cuerpo tocando los pies adecuadamente. 

Para que te hagas una idea el clítoris tiene unas 8000 terminaciones nerviosas, es por esto que los pies se convierten en una zona erógena muy importante.

Cómo introducir el fetichismo de pies en tus relaciones sexuales

Esta práctica habitualmente se conoce como “Foot Job” y consiste en estimular a la otra persona usando los pies o conseguir la estimulación a través de los pies. Cualquiera de las dos es válida. 

Antes de llear a cabo tus fantasías fetichistas de pies asegúrate de que la otra persona tiene una buena higiene (Limpios, uñas cortadas, callos limados…)

1. Masajes en los pies y “lametones”

Puedes dar un masaje a tu pareja en las plantas de los pies, siguiendo las líneas de estos. Continúa masajeando los tobillos suavemente para estimular todas las partes de sus pies. Un fetichista de pies también siente mucha atracción por la estimulación oral, así que puedes probar a dar lametones con tu lengua en su planta, los dedos o entre ellos. 

Para hacer más divertido este juego puedes usar nata o chocolate.

Como satisfacer a un fetichista de pies

2. Masajea su espalda con tus pies

Si nunca antes lo has practicado puede ser un pelín complicado pero no te preocupes. Añade una buena cantidad de aceite de masaje sobre su espalda y déjate llevar. Masajea desde sus hombros hasta sus nalgas haciendo círculos con tus pies

3. Masturba su pene con tus pies

En este caso agarra sus pene con las plantas de tus pies y masajéalo de arriba a abajo. También puedes estimular su glande con la planta. Conseguir que eyacule en tus pies puede llegar a ser muy morbosos.

4. Masajea su vulva con tus pies

Igual que harías con la mano puedes masajear su vulva con los pies. Estimulando sus labios mayores, menores y el clítoris. No olvides usar una buena cantidad de lubricante y llevar mucho cuidado con la presión, se trata de una zona especialmente sensible.

Como habrás visto no hay nada malo en el fetichismo de pies. Puede resultar sumamente excitante probar nuevas técnicas mientras practicas sexo, ¡verás que algunas de ellas te gustan incluso más de lo que esperabas!

Carrito de compra