Cómo hacer sexo anal de manera segura

Al sexo anal se le conoce por miles de nombres. Hacer un griego, trás trás por detrás, jugar por la puerta trasera, el chiquito…

Sabemos que el sexo anal es bastante polémico pero también sabemos que este tipo de práctica sexual es una de las más antiguas y placentera que existe.

Para disfrutar del placer anal debes apartar todos tus prejuicios y abrir tu mente. ¿Te animas? 

Qué NO hacer en el sexo anal

Sí, antes de decirte cómo practicar este tipo de sexo queremos dejarte claro que no hacer. En este caso un error puede ser muy doloroso y arruinar toda la experiencia así que recuerda esto como la base.

1. No usar condón

Ya sabemos que nadie se puede quedar embarazado por tener sexo anal, pero eso no implica que no haya mucho riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

La mucosa del recto es un sitio muy propicio para las bacterias. Además, la gran cantidad de terminaciones sanguíneas pueden facilitar la transmisión de ETS

2. Practicarlo solo en el perrito

Basta ya de convencionalismos. Esta postura no es ni mucho menos la mejor para practicar el sexo anal. De hecho, puede ser bastante incómoda

Prueba con otras como la cucharita, la vaquera o la cruz…

Sexo anal Perrito

3. Penetrar de golpe

No. Si en el sexo son importantes los preliminares, en el sexo anal lo son aún mas. Quien lo reciba debe estar relajado y debes empezar poco a poco. 

Te recomendamos que después de haber relajado la zona practiquéis una posición como la cuchara. De esta manera te será más fácil relajar los músculos. Además, con tus manos podrás controlar la velocidad y profundidad con la que te penetra.

4. No usar lubricante

El ano no es una zona que se lubrique de manera natural. Así que si no quieres tener una mala experiencia te recomendamos usar lubricante. En gran cantidad.

Si es de silicona mucho mejor ya que no se reseca.

5. Sexo anal, ¿Solo para gays?

Humm… Aquí estamos muy equivocados. Que seas un hombre hetero no significa que no puedas disfrutar del sexo anal. Es más, te estás perdiendo lo mejor. Igual que las mujeres tienen la zona G, los hombres tienen el punto P. Este se sitúa en la próstata y solo se puede acceder a el desde el ano. 

Estimularlo es muuy sencillo, conseguirás orgasmos frenéticos. Te recomendamos el uso de fundas para los dedos que te ayudarán gracias a sus texturas o curvatura

sexo anal para hombres

6. No cambiar el condón

Está genial que uses condón, de hecho debes. Pero si vas a cambiar la penetración del ano a la vagina es vital que cambies el condón. 

El interior de la vagina es extremadamente sensible a los cambios de pH. Además en el ano hay miles de bacterias que son bastante perjudiciales al entrar en contacto con la zona vaginal. Así que olvídate de penetrar ambos agujeros sin cambiar el condón.

Qué hacer durante la penetración anal

Ahora que ya sabes qué no debes hacer mientras practicas sexo anal es hora de saber qué hacer. Suponemos que la parte del mete – saca ya la tienes asimilada porque no se diferencia mucho de la penetración vaginal. Por eso nos vamos a centrar en qué hacer antes de la penetración anal para que sea una experiencia placentera

1. Ducha anal o lavativa

Si quieres evitar sustos te recomendamos que uses una ducha anal además de la higiene básica. De esta manera evitarás manchar. Aunque este paso no es estrictamente necesario

2. Preliminares en el sexo anal. Si o si

Aquí el rapidito no vale. Los preliminares son fundamentales para preparar la zona. Prueba con masajitos en círculos al rededor del ano, besos en la zona que ayudarán a relajar muchísimo los músculos rectales. Y por supuesto para que te relajes tú también.

Posiciones anales

3. Disfrutar sin dolor

Elimina los prejuicios. El sexo anal puede doler si se hace mal, pero si lo hacéis bien es uno de los más placenteros. Si tienes miedo al dolor no te preocupes, puedes usar cualquiera de los lubricantes con lidocaína como los de la marca Pjur. 

Son un gran relajante anal que crea una película protectora y te ayuda a disfrutar con comodidad. Vale tanto para el como para ella.

4. Ayudaros de juguetitos

Existen muchos juguetes que os ayudarán a disfrutar del sexo anal. Con ellos podrás entrenarte en tu nueva aventura del placer y ayudarte a avanzar en el placentero camino de la penetración anal.

Puedes usar diferentes tipos de plugs, fundas para dedos… poco a poco te acostumbrarás y podrás disfrutar de una sesión de sexo placentera.

5. Consensua el sexo anal con tu pareja

La comunicación es vital para poder disfrutar del sexo anal o de cualquier otra relación. Si no te apetece, dilo. Encuentra aquello que realmente os satisfaga a los dos.

Ahora que sabes todo esto podrás disfrutar del sexo anal sin miedos. Anímate, ¡es un mundo maravilloso del que podrás disfrutar con la persona adecuada!

Carrito de compra